Dieta mediterránea de frutos secos y aceite de oliva proporcionan un buen funcionamiento cognitivo

25 Octubre, 2016. En Salud


La dieta mediterránea tiene una combinación equilibrada y completa de alimentos, basada en productos frescos, locales y de temporada en la medida de lo posible.

Esta dieta, está directamente vinculada al estilo de vida de los pueblos mediterráneos y ha ido evolucionando, acogiendo e incorporando sabiamente, nuevos alimentos y técnicas. Esto gracias a su posición geográfica estratégica y la capacidad de mestizaje e intercambio de los pueblos mediterráneos.

La revista JAMA Internal Medicine ha publicado un artículo, el que que se demuestran los beneficios de la dieta mediterránea para prevenir o retrasar el deterioro cognitivo. Esto asociado al envejecimiento que eventualmente termina en demencia o alzhéimer. Dicho estudio, derivado del ensayo PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea), revela que después de 4 años de seguimiento, las personas que siguen esta dieta complementada con aceite de oliva virgen extra o frutos secos tienen una mejor función cognitiva que las personas asignadas a la dieta control que ha hecho un seguimiento durante cuatro años de 447 voluntarios, con una media de edad al inicio de 67 años.

La dieta con frutos secos fue más eficaz para mejorar la memoria, mientras que la de aceite de influyó influenció de forma favorable la cognición frontal(función ejecutiva).

Estos efectos beneficiosos de la dieta se deben probablemente a la gran cantidad de agentes antiinflamatorios y antioxidantes que proporcionan este tipo de alimentos, señala Emili Ros, coordinador del estudio.

Consejo:
Incluí en tu dieta mediterránea un puñadito de frutos secos y sazoná tus ensaladas y verduras con aceite de oliva. Ayudarás a prevenir o retrasar la aparición del deterioro cognitivo. 😉